Síguenos en:

Mahonesa menorquina

22 septiembre, 2016

Historia de la mahonesa

Cuando Armand Jean du Plessis, Cardinal y Duc de Richelieu, primer ministro de Luis XIII, ancló en el Puerto Mahon, en Menorca, tan pronto como tocó tierra reclamo comida, como no había nada preparado, su cocinero apurado por las circunstancias, el apetito y el mal humor de su jefe, cogió lo que pudo (pimienta, sal, aceite, vinagre y yema de huevo), puso todos los ingredientes juntos y los batió hasta darles consistencia, forma y color amarillento. Desde entonces a ese conjunto se le llamó “mahonnaise”, por el Puerto de Mahon.

mahonesa

La mahonesa más menorquina

Menorca se convertirá en el centro de producción de «la mejor mahonesa artesana del mundo». Eso pretende el consultor de marketing y crítico gastronómico Borja ‘Matoses’, quien, ha previsto invertir, 10 millones de euros en cinco años en un proyecto empresarial para hacer llegar el producto de Mahon a Estados Unidos, Asia y Latinoamérica. La fábrica se ubicará cerca del Puerto de Mahon.

mahonesa

Con este proyecto, explica ‘Matoses’, quieren «legitimar el origen» de la mahonesa, con ingredientes 100% naturales y procedentes de la isla y basándose en la receta original, cuando los franceses exportaron el «allioli bo» a Europa y lo transformaron añadiéndole pimienta o vinagre.

Para ‘Matoses’ la empresa «no es un capricho ni busca el dinero» sino más bien un apuesta «vital que quiere reivindicar el origen de la mahonesa» para dar a conocer un gran producto con historia y del que se sienta «orgulloso» cualquier menorquín.

Entre los valores de la futura marca, el nombre de la cual aún se está registrando internacionalmente, destaca su defensa del sector primario de la isla, con el cual quieren estrechar lazos para dar impulso a los productores locales dedicados a las aves para incentivar la cría de la gallina menorquina.

mahonesa

mahonesa
Su objetivo es «tomar el relevo del Caserío en los años 60» para convertirse en un motor del sector agrario y ganadero que transmita la identidad gastronómica menorquina Además de la mahonesa clásica el crítico gastronómico prevé envasar una veintena de tipologías de productos y ya se ha puesto en contacto con Tolo Mercadal de Sa Cooperativa del Camp y con la productora de sal de La Concepció Isabel Mayor.

La mahonesa original se trata de una salsa sencilla hecha con pimienta, sal, aceite, vinagre y yema de huevo y batida hasta que quede una mezcla homogénea.

mahonesa

Exclusiver

 

Back to -> Exclusiver Magazine